Debo hacer un alto en el camino


Ayer una amiga me preguntó si había dejado de escribir en el blog y de pronto me percaté que las últimas dos semanas se me habían pasado casi sin darme cuenta y me dije que quizás alguno de vosotros también os preguntaríais si ya me había cansado de escribir y el blog había llegado a su fin. Lo cierto es que este parón no ha afectado solo al blog,… mis dibujos, mis manualidades, la lectura,… también han cesado.  Las circunstancias han hecho que varios temas (algunos buenos y otros no) se junten y absorban todo mi tiempo.


Al principio más que falta de tiempo se trató de falta de concentración, debido a que un nuevo diagnóstico entraba en mi vida. Parece que no puedo vivir sin que le añadan una nueva línea a mi historial médico cada año, pero bueno ¿a qué enfermo crónico no le pasa algo parecido?

Esta vez se trata de la vista; he perdido bastante visión en un ojo y me han diagnosticado un “edema macular”.  Es algo que no llevo demasiado bien porque me han dicho que el único tratamiento son inyecciones en el ojo y yo desde adolescente tengo una especie de fobia con este tema, hace años hasta me costaba coser porque en cuanto cogía la aguja me venían a la cabeza imágenes de accidentes… pero no entremos en detalles. Sé que al final haré lo que deba hacer y me sobrepondré a lo que haga falta, pero no puedo evitar que este asunto me obsesione un poco y haya perturbado aún más mi ya frágil sueño (apenas duermo por las noches una o dos horas) Pero de todo esto ya os hablaré más adelante, pues ahora todo el tema está en proceso; de momento he pedido consulta con otro oftalmólogo para tener una segunda opinión, pues al leer el prospecto de las inyecciones he visto que tenían muchos efectos adversos y prefiero confirmar el tratamiento.


Por suerte, como dije, no todo son malas noticias, también las hay buenas. Por un lado he tenido algo más de trabajo (del laboral), por otro lado pronto llegarán las vacaciones de julio y con ellas nuestra pasión: viajar. Vamos a emprender otro largo road trip por Estados Unidos (como los que relato en mi otro blog Mochila y GPS) y planificar algo así supone muchas horas de dedicación. A eso hay que añadirle que estamos preparándonos para mudarnos justo al volver del viaje y me paso el día empaquetando cosas, llenando cajas y desmontando muebles.

Así que es bastante probable que el blog siga inactivo  hasta que mis rutinas vuelvan a ser las de siempre. Calculo que hacia finales de agosto, pues para entonces las vacaciones ya habrán pasado, ya estaremos instalados en la nueva casa, mi hijo habrá comenzado el nuevo curso y supongo que ya me habré puesto en tratamiento para el tema de la vista.


La misma amiga que me preguntó si había dejado el blog me dijo, después de contarle todo esto que os acabo de relatar, que hacía bien, que una de las cosas que más le gustaban de mis artículos es que además de personales eran también fiables, que se notaba que estaban muy trabajados. Y eso es cierto, siempre trato de documentarme a fondo para no meter la pata cuando hablo de enfermedades, síntomas o tratamientos y todo eso son días de buscar y leer información. Podría haber optado por redactar cada semana un pequeño post sin esforzarme demasiado, para seguir con el habitual ritmo y así continuar aumentando las visitas al blog; pero prefiero que lo que se mantenga sea la calidad y el rigor con el que trato de escribir cada entrada y ahora mismo no tengo ni el tiempo ni la concentración necesarias para ello. 

Pero de que el blog volverá a estar activo podéis estar seguros y espero volver a veros por aquí; aún hay muchos temas de salud de los que quiero aprender y que quiero ayudar a divulgar y, por supuesto, muchas historias que contaros sobre mi experiencia personal.

Esto solo es un alto en el camino. Nos vemos pronto. 
¡Tratad de ser felices!

Comentarios

  1. Llevaba unos días dudando si preguntarte y ya tengo la respuesta :)
    Desde luego el "CV" se va ampliando y hay que darse un tiempo para asimilar nuevas cosas.Te deseo lo mejor para esta nueva etapa.
    A la que nos demos cuenta te estamos leyendo de nuevo. ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, en verano todo se pasa muy deprisa. Otro besazo para ti :)

      Eliminar
  2. @incabot119 mayo, 2016

    Las vueltas de la vida. Nada es obligatorio, hay que centrarse en el día a dia y atenderlo como se merece ¿ que no hay tiempo para el blog ?, mañana Dios dirá. Veo que tu lista de tareas está bastante crecidita así que no viene mal coger el boli y tachar algunas cosillas. Los diagnósticos añadidos son habituales en la gente que frecuentamos a los médicos, mucha gente va acumulando cosas durante años sin haber pasado por consulta...luego es demasiado tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, cuando la agenda se llena hay que buscar prioridades, por eso el blog quedará en pausa un tiempo (espero que no muy largo)
      El tema de los nuevos diagnósticos es algo a lo que cuesta acostumbrarse, aunque ya sea una rutina de año en año; pero como dices, mejor descubrir las cosas a tiempo.

      Eliminar
  3. Hola Esther!.
    Lo primero es lo primero. Espero que tus problemas de visión se arreglen rápido y por otra parte, pásalo muy bien en tus vacaciones... Y la mudanza... no te agobies demasiado.
    Un beso y hasta la vuelta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Seguiré atenta a tu blog ;) Un beso

      Eliminar
  4. Puedes estar super orgullosa de lo que hemos podido leer y aprender en tu blog. Desde que comenzaste con ello te hemos podido conocer mas profundamente como persona y como profesional, escribes y comunicas de maravilla. Es una suerte poder combinar pasión con buen hacer, rigor, fiabilidad y honestidad... una fórmula estupenda de la que esperamos todos en breve seguir disfrutando. Pásalo bien y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Gisela, como tantas otras veces me has encendido las mejillas y al mismo tiempo me has tocado el corazón. Gracias por estar ahí. Nos vemos a la vuelta del verano :)

      Eliminar
  5. Animo!! , Soy Pablo, trasplantando de riñón desde el 2006.
    Tuve la suerte de no pasar por diálisis, ya que mi madre mi donó un riñón. En el 2007 me fuí a vivir a Tokio y pasé por varios problemas de infecciones. Actualmente vivo en A coruña y tengo un problema de divertículos, pero estoy mejor y me controlo mucho en la alimentación. Quiero darte mucho ánimo y recomendarte la meditación, el mindfulness como ayuda para el stress y superar los problemas relacionados con el riñón. Un abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pablo, por los consejos y los ánimos. Enhorabuena por esos 10 años de trasplante, espero que tus problemas se solucionen satisfactoriamente; a mí por fortuna me va muy bien el riñón.
      Un fuerte abrazo y gracias por comentar :)

      Eliminar

Publicar un comentario