50 motivos para dejar de fumar ya

El año está llegando a su fin y muchos empezaremos a plantearnos buenos propósitos para el 2016. La mayoría de ellos se los llevará el viento de primavera; vamos que durarán un par de meses como mucho. Pero algunos, solo por el hecho de proponérnoslos, estarán elevando nuestra motivación y quizás, con un poquito de fuerza de voluntad, logremos ponernos en marcha. Y una vez arranquemos tal vez veamos más claramente los beneficios, entendamos mejor porqué decidimos que aquello era un buen propósito y eso nos inspire para seguir adelante.
Pero hay objetivos que es mejor no dejarlos en espera. Yo os propongo que esta vez sí os pongáis en serio con eso que tantas veces habéis pensado: dejar de fumar
Pero no esperéis a año nuevo ¡cuanto antes mejor!


Ya os he hablado de que mi padre padece la enfermedad tromboembólica venosa y que casi le cuesta la vida, pero creo que no os comenté que cuando sufrió la primera trombosis pulmonar el médico le dijo que si hubiera sido fumador habría muerto casi seguro. El caso es que mi padre fue fumador hace mucho. Lo dejó cuando yo tenía nueve años y gracias a esa decisión ahora sigue entre nosotros. Recuerdo que acudió a un curso de carácter público que duraba solo un fin de semana, en el que les mostraban los beneficios de dejar de fumar. Algo que hoy en día todos tenemos claro.

En aquella época, principios de los 80, ya se sabía que fumar era malo, pero no había fotos ni advertencias en las cajetillas, no había internet donde informarse, ni muchos datos al alcance de la mano. Sin embargo, dos días de información sirvieron a mi padre para convencerse de que ese era el camino. Y a pesar de que tenía un trabajo tremendamente estresante y de que en aquel entonces fumar era más fácil, pues estaba permitido por todas partes e incluso bien visto, él no desistió en su propósito, cosa de la que toda la vida se ha alegrado. Recuerdo que una de las cosas que le impactó fue ver una foto en la que comparaban el aspecto de unos pulmones de un fumador y de un no fumador.


Pero lo que más recuerdo es algo que mi padre nos ha contado en numerosas ocasiones y que expresa muy bien lo importante que es el convencimiento propio. La anécdota es la siguiente. El primer día de curso los asistentes tenían que entrar de uno en uno a la sala y en la puerta había una persona recibiéndoles con una papelera en la mano. Esa persona les saludaba y les pedía que tiraran todo el tabaco que llevaran encima. Si alguien contestaba que prefería guardárselo por si acaso o, que como ya se había gastado el dinero, empezaría a dejarlo cuando se terminase la cajetilla, entonces le pedían amablemente que se fuera y dejara la plaza libre para otro.   
Porque si tú no crees en esa meta, si no estás convencido de que eso es lo que quieres y de que puedes conseguirlo, te será muy difícil lograr la motivación necesaria para mantenerte firme.
Para mi padre la información fue suficiente para darle la fuerza. Y no es que para él fuera más fácil que para otros (como él mismo dice, todavía 40 años después el olor a tabaco le sigue produciendo ganas de fumar), simplemente consiguió alcanzar el convencimiento de que eso es lo que de verdad quería.
Y como la información es poder, os voy a dar 50 argumentos objetivos para elevar vuestra motivación. 

Por tu cuerpo:

1. "El tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública" Así de tajante se manifiesta la OMS.
2. El hábito de fumar provoca la muerte de casi 6 millones de personas al año.
3.  El tabaco contiene más de 4000 productos químicos, de los cuales al menos 250 son cancerígenos.

Foto: institutodeterapialaser.es
4. Alrededor del 90% de las muertes por EPOC son de fumadores. La EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) es una enfermedad muy grave que mata cada año a 18.000 personas en España, está provocada en su mayoría por el hábito de fumar.
5. Fumar eleva la presión arterial y el ritmo cardiaco por encima de la normalidad.
6. Fumar reduce el nivel normal de oxígeno en sangre y aumenta el de monóxido de carbono.
7. Si dejas de fumar tendrás menos resfriados y congestiones nasales.
8. Hay estudios que relacionan el hábito de fumar con la esterilidad por daño a los espermatozoides.
9. Algunos estudios relacionan el tabaquismo con mayor riesgo de disfunción eréctil.
10. Casi el 90% de las muertes por cáncer de pulmón en hombres y el 70% en mujeres se deben al tabaquismo.
11. Fumar incrementa un 30% la probabilidad de morir por un cáncer de mama.
12. Fumar incrementa un 43% la probabilidad de morir por un cáncer de próstata.
13. Tendrás más energía y te cansarás menos cuando practiques ejercicio físico.
14. Los estudios demuestran que las personas que sufren un ataque cardiaco tienen mayor probabilidad de sobrevivir si no son fumadoras.
15. Fumar está relacionado con aproximadamente la mitad de los casos de enfermedad de las encías y pérdida de dientes.
16.  9 de cada 10 cánceres de pulmón se deben al hábito de fumar.
Cancer download
Descargando... Cáncer 100% instalado!
17. El 90% de los pacientes de cáncer de lengua tienen antecedentes de tabaquismo y/o alcoholismo.
18. Los fumadores tienen 4 veces más riesgo de sufrir cáncer de vejiga.
19. El consumo de tabaco es el principal factor de riesgo en la enfermedad vascular periférica.
20. Las mujeres fumadoras tienen mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral (este se incrementa si además tomas anticonceptivos orales)
21. Fumar 15 cigarrillos al día eleva al doble el riesgo de infarto.
22. Fumar 10 cigarrillos al día eleva al doble el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y fumar 20 cigarrillos hace el riesgo 4 veces mayor.
23. Si alguna vez padeces un cáncer o una enfermedad cardiovascular, sea cual sea su causa de origen, fumar disminuye tus posibilidades de vencer la enfermedad.
24. Los fumadores tienen entre un 30 y un 40% más probabilidad de padecer diabetes tipo II.
25. El tabaquismo duplica el riesgo de tener cáncer de riñón.
26. Las mujeres que fuman tienen el doble de riesgo de desarrollar cáncer de útero.
27. El 85% de los casos de cáncer de cabeza y cuello está ligado al consumo de tabaco.
28. Los radicales libres del humo del tabaco provocan arrugas, envejecimiento prematuro y sequedad de la piel.
29. A los tres años de haber dejado de fumar el riesgo de infarto de miocardio o de accidente cerebrovascular se reduce casi a los mismos niveles que en un no fumador. ¡No esperes más!

Por tu mente:

30. Fumar provoca a largo plazo un adelgazamiento (mayor del normal por envejecimiento) de la corteza cerebral, lo que se relaciona en muchos casos con deterioro cognitivo.
31. Lograr la meta que te has propuesto aumentará tu autoestima.
32. Tu aliento, ropa y cabello olerán mejor y te sentirás más segur@ de ti mismo.
33. El color amarillento de dedos, uñas y dientes irá despareciendo y mejorará tu apariencia.
34. Tu sentido del olfato aumentará.
35. Apreciarás mejor los sabores y los alimentos te sabrán mejor.
36. Mucha gente argumenta que fuma contra el estrés. Hoy en día que está prohibido fumar en los lugares públicos, en el trabajo, en las zonas de ocio, en trenes, metros, aviones,... ¿No crees que la necesidad de fumar es una verdadera fuente de estrés y ansiedad?  

Por tu bolsillo:

37. Ser fumador reduce las posibilidades de encontrar trabajo (hace tiempo que dejo de ser un hábito socialmente valorado)
38. Los no fumadores necesitan menos bajas por enfermedad.
39. ¿No soñabas con un viaje o un nuevo ordenador? Un fumador medio consume 10 cigarrillos diarios y el precio medio de un paquete de 20 cigarrillos es de 4 €. Eso hace un gasto de 2 € diarios. ¿Qué no es para tanto? Pues mira:
2 x 365 = 730 € al año
Imagina alguien que empezó a fumar con 18 y ahora tuviese 40 años, es decir, que llevase 22 años fumando.
22 x 730 = 16.060 €
Si esa persona fuese de las que fuman una cajetilla diaria serían 32.120 € gastados ya a la edad de 40 años.
El precio medio de un coche nuevo (revista Expansión enero 2015) es 19.940 € y el de uno de segunda mano (20 minutos noviembre 2015) 13.061 €.
Echa tus propias cuentas y pregúntate ¿de verdad quiero gastármelo en estropear mi salud y la de mi familia?
40. Ahora que tal si añades a la cuenta de antes lo que te gastas en mecheros o cerillas, caramelos para el aliento, pastillas para la tos, cremas para la piel seca, tratamientos blanqueantes para los dientes,...
41. Un estudio realizado en España(fuente cadena Ser) revela que el coste de un fumador en el servicio nacional de salud es 56% mayor que el de un no fumador. Un dinero que sale de todos los bolsillos, incluido el tuyo. Piénsalo la próxima vez que oigas que no hay dinero para, por ejemplo, ayudar a las familias con enfermos dependientes.  

Por los tuyos:

42. Esta comprobado que los hijos de padres fumadores tienen tres veces más probabilidades de comenzar a fumar en la adolescencia.
43. Fumar incrementa el riesgo de sufrir un aborto espontaneo, un parto prematuro, o dar a luz un bebé de bajo peso.
44. Varios estudios han relacionado la nicotina con un mayor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.
45. La nicotina y otras sustancias nocivas del tabaco pasan al bebé a través de la leche materna.

Foto: Mancia.org

46. Los hijos de padres fumadores son más propensos a padecer asma o a que su asma se agrave.
47. Tus hijos tendrán menos resfriados, infecciones de las vías respiratorias y otitis.
48. El tabaco mata indirectamente al año a más de 600.000 fumadores pasivos.
49. Si dejas de fumar estarás dando a tus hijos un ejemplo, no solo de que fumar es malo, sino sobre todo, de la importancia de la fuerza de voluntad, del esfuerzo y de luchar por las metas que uno se propone en la vida.

¿Recuerdas lo que te conté al principio? Lo importante que es estar convencido uno mismo de que esa es la meta que quiere. Te propongo algo, qué tal si rellenas tú el último punto. Te aseguro que si lo haces habrás encontrado la motivación necesaria para alcanzar tu objetivo. 
¡Lanza tus cigarrillos a la papelera y adelante!

50..................................................................................................


  

Comentarios

  1. Muy buena lista. Hay tantos motivos para no fumar que lo difícil es pensar que haya algo que justifique hacerlo.
    Creo que nunca he fumado porque mi padre estuvo más para allá que para acá muy joven por culpa del tabaco y sin darme cuenta aprendí muy bien la lección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo no puedo evitar seguir sorprendiéndome cuando veo a jóvenes fumando. Cuando yo era pequeña recuerdo que vendían chicles y chocolatinas con forma de cigarrillo, por supuesto en las pelis el bueno casi siempre fumaba y en el instituto había profesores que fumaban durante las clases; pero hoy en día tienen tanta información a su alcance sobre lo negativo que es fumar que, como tú dices, no termino de entender qué justificación encuentran los que se inician en el hábito.

      Eliminar

Publicar un comentario